Saltar al contenido →

¿Bebidas vegetales o leche de vaca?

Casi se podría denominar polémica. Los defensores y los detractores de la leche de vaca tienen una postura cada vez más enconada. Tanto unos como otros ofrecen argumentos, muchas veces incontestables para seguir bebiendo, o dejar de beber, leche de vaca. Obviamente también hay muchos intereses creados, ya que la industria láctea es muy importante en España. Al final, el consumidor no sabe muy bien qué hacer. ¿Sigo bebiendo leche o me paso a las bebidas vegetales?

Lamentamos comunicar que nosotros, al contrario que la mayoría, no tenemos una respuesta contundente. Creemos que ambas bebidas pueden ser complementarias, y salvo en el caso de alergias o intolerancias (sobre todo a la lactosa) no creemos que haya que ‘prohibir’ ninguna bebida.

Obviamente las personas con intolerancia a la lactosa (cada día más) deben buscar una alternativa a la leche animal. Así es como se potencian las bebidas vegetales, también llamadas leches de una forma un tanto equívoca. Una de las opciones más populares es la avena. Las propiedades de leche de avena, entre las que podemos destacar la presencia de vitamina B o fibra, hacen de esta bebida una de las más adquiridas en los supermercados.

Las principales firmas del sector lácteo no se han quedado quietas mirando cómo cambia el patrón de consumo. Mucha de ellas no han tardado en abrir una línea de productos dedicada a las bebidas vegetales: almendras, avellanas, avena, arroz, etc. Pero paralelamente no pierden la oportunidad de defender las propiedades de la leche de vaca, la más consumida en España.

No cabe duda de que la leche es imprescindible en el crecimiento. Como ‘buenos’ mamíferos necesitamos leche desde nuestro nacimiento. En la etapa de crecimiento hasta el final del desarrollo físico, la leche también es imprescindible. Pero las dudas surgen una vez llegada la etapa adulta. Se dice que el ser humano es el único animal que toma leche una vez que llega a la adultez, pero también es cierto que el ser humano es el único que cocina los alimentos. Y de momento, nadie ha dicho que volvamos a comerlo todo crudo, como en la selva…

¿Conclusión? A nosotros nos atraen las propiedades de la leche de avena, pero también nos gusta la leche de vaca. Que cada uno tome su posición en la batalla de la leches…

 

Published in Nutrición