Saltar al contenido →

Cómo calcular el valor de una venta de coche de segunda mano

Seguro que muchos de nosotros nos hemos visto en la situación en algún momento de nuestra vida de tener que vender nuestro coche, ya sea porque nos hemos comprado uno nuevo, más grande y con mayores prestaciones o bien por un motivo estrictamente económico porque necesitemos urgentemente el dinero de la venta de ese coche para otro fin o porque simplemente nuestra situación ha cambiado y ya no podemos seguir manteniendo dicho coche. Pero claro, en ese preciso momento llega la gran duda que nos afecta a todos a la hora de la venta de un coche de segunda mano, y es el precio por el que podemos y debemos venderlo.
A la hora de vender un coche de segunda mano hay que seguir una serie de directrices para poner su precio justo y real sin pasarnos de caros, ya que así nadie lo comprará, pero tampoco debemos ponerlo demasiado barato ya que lo último que queremos es perder dinero con esta venta. Por lo tanto, debemos seguir una serie de directrices para que el precio de venta de nuestro coche sea totalmente razonable.
Para empezar, es necesario que nosotros como vendedores en la venta de un coche de segunda mano, o en el caso de ser nosotros los compradores del vehículo de segunda mano, podamos tener fácil y total acceso al historial del coche tanto en el ámbito mecánico como el administrativo para conocer el estado real del vehículo.
También hay una serie de cuestiones que inclinan la balanza a un lado u otro y que ayudan a decidir el precio final del coche en cuestión. Una de esas cuestiones que más debemos valorar es la antigüedad del coche, es decir, el tiempo que ha transcurrido desde su primera matriculación. Unido a esto tenemos que ver el kilometraje del vehículo, ya que es una cuestión unida a su antigüedad y nos ayudará a saber el uso que se le ha dado al coche. Así, un coche con menos kilómetros recorridos y menor antigüedad aumentará el precio frente a otro que haya recorrido muchos más kilómetros.
El combustible también es una cuestión importante, ya que los motores diésel están mucho más valorados actualmente que los motores a gasolina, por lo que este puede ser un factor determinante a la hora de determinar el precio final de la venta. Otra cosa que debemos tener en cuenta en el caso de que nosotros seamos los compradores de un vehículo de segunda mano son las garantías que nos ofrece el vendedor.

Published in Coches