Saltar al contenido →

Una empresa segura, una empresa más rentable

Cuando se pone a funcionar una empresa hay que elaborar un plan de gastos lo más realista posible. En este plan de gastos deben de ir ciertos seguros que son obligatorios en una empresa dependiendo de la actividad a la que se dedique. Pero, además de esto, hay ciertos seguros y servicios a mayores que se deben de contratar para cubrirse bien las espaldas.

Es cierto que este tipo de servicios pueden encarecer los gastos mensuales, pero hay que tener en cuenta que estamos hablando de prevención y que si se produjera algunos de los problemas cubiertos, los gastos imprevistos podrían suponer un agujero enorme en la economía de una empresa que todavía está empezando.

No sería el primer negocio ni el último que acabara cerrando por un problema de este tipo que se podría haber prevenido. Por ejemplo, contar con un seguro para caso de robo que realmente cubra todo aquello de valor que puede haber en la empresa o negocio. ¿De qué nos vale que el seguro nos cubra las lunas del escaparate de una tienda si luego no va a cubrir el valor de los objetos que hay en el mismo?

Además de seguros propiamente dichos también hay servicios que es mejor tener contratados para ahorrarse pequeños disgustos que si bien no son tan importantes como puede ser un robo, pueden amargar lo que se proyectaba como un buen mes. Un ejemplo son las empresas de Mantenimiento informático en Getafe que ofrecen servicios como arreglos técnicos de ordenadores, instalación de problemas, solución de averías informáticas en menos de veinticuatro horas etc.

Si los ordenadores son fundamentales para poder llevar a cabo el trabajo de tu negocio o de tu empresa entonces necesitas contar con un contrato de este tipo que te garantice una asistencia rápida y efectiva.

Si en tu empresa son importantes los vehículos porque hay personal que se desplaza cada día para realizar sus funciones, debes de completar los seguros de los coches con un servicio de vehículo de cortesía asegurado. De este modo, si un coche debe de entrar en taller, la persona que lo use normalmente contará con otro vehículo para realizar los desplazamientos mientras ese se repara.

Estos pequeños detalles, que deben de pensarse y programarse en función de la actividad de la empresa, son básicos para que el día a día de la misma sea mucho más sencillo y el negocio resulte a medio plazo mucho más rentable.

Published in Mantenimiento informático