Saltar al contenido →

Procedimientos para llevar a cabo la conciliación bancaria

La conciliación bancaria es un proceso muy utilizado en las empresas francesas y cada vez más en España por lo que podemos aprender algunas cosas al respecto en el máster en dirección de frundaising. Este proceso se refiere a la comparación que hacen las empresas entre los apuntes contables que se contabilizan en los libros con los extractos de la cuenta corrientes de la propia empresa con los ajustes realizados en esa cuenta por parte de la entidad, para determinar que las cuentas sean exactas.
De esta forma, gracias a este proceso de comparación las empresas podrán equiparar los valores que la empresa registra en sus propias cuentas internas con las que realiza la entidad bancaria para determinar que ambos valores son similares y poder tener un equilibrio perfecto entre los valores contables realizados por ambas partes.
Para llevar a cabo un proceso de conciliación bancaria, será necesario seguir tres pasos básicos que podemos aprender en el master en dirección de frundaising. El primero de esos pasos es ajustar el saldo del estado de cuenta bancario al estado correcto. Una vez que ha concluido este primer paso, pasaremos al segundo, que es el ajuste del saldo en los propios registros de la empresa. Y en tercer lugar, cuando ya se haya llevado a cabo el ajuste del saldo en los registros de la empresa, se procederá a la comparación de los saldos una vez que se encuentren correcta y totalmente ajustados.
El primero de los pasos que se deben seguir para iniciar el proceso de conciliación bancaria en una empresa, el método de ajuste de saldo del estado de la cuenta bancaria al estado correcto, se realiza siguiendo a su vez una serie de pasos y operaciones. Este ajuste es el resultado de sumar los depósitos de tránsito, que son las cantidades registradas por la compañía, pero no por el banco. A continuación, se restarán los cheques de tránsito, que son los fondos que no se han retirado de la cuenta bancaria. Y, por último, se sumarán o restarán, según proceda, los propios errores de la cuenta bancaria.
El segundo de los pasos a seguir para realizar un proceso de conciliación bancaria en una empresa se realiza mediante la resta de los cargos por servicios bancarios y la resta de los cheques sin fondo y sus fondos, que son los cargos que el banco cobra y deduce de la cuenta. A continuación, se sumarán los intereses ganados, así como las cuentas por cobrar que ya han sido cobradas por el banco. También habrá que sumar o restar los errores que se hayan podido producir en el estado de la cuenta bancaria.
Por último, se realiza la comparación de los saldos tras haber realizado todos los ajustes pertinentes y que hemos descrito anteriormente. Para que el proceso de conciliación bancaria resulte correcto y satisfactorio, la cifra que haya resultado en cada uno de los ajustes debe ser exactamente igual.

Published in Formación